APLICA EL CUPÓN #CYBERBLONDEWEEK APLICA EL CUPÓN #CYBERBLONDEWEEK

MISS UNIVERSO URUGUAY, MUY POCO URUGUAYA

MISS UNIVERSO URUGUAY, MUY POCO URUGUAYA

Pía Cabral - Periodista especializada en moda, belleza y estilo de vida

Hace ya más de 60 años que Miss Universo es el certamen de belleza más reconocido en el mundo donde se titula a una belleza femenina juzgando su belleza, elegancia, personalidad y comunicación. Cada año más de 500 millones de personas ven el evento en vivo, la elección de Miss Universo es un proceso largo que año tras año mueve una enorme cantidad de personas y dinero a través del mundo entero.

Como todo evento de tal magnitud, tiene su lado aceptado y su lado rechazado socialmente. Muchos ven este certamen como el momento más superficial y frívolo del año, las reglas básicas del certamen alimentan los estereotipos en la industria. Esto es justamente lo que ha hecho que los organizadores tengan que cambiar el enfoque del certamen. Hoy se le da valor a la inteligencia, valores y consciencia social de las participantes. Por esto es que la nueva edición de Miss Universo tuvo preguntas con mucho más fundamento, tuvo una ganadora con un titulo en desarrollo de sistemas y con un deseo de ser embajadora de derechos humanos y estuvo cargada de mensajes en contra la discriminación, crisis políticas, y al odio anti-asiático.

Miss Uruguay nos dejó impactados ante su forma de ser y su belleza. Lola de los Santos pisó fuerte con hermosos trajes de Dheymid Galaviz, diseñador venezolano erradicado en Argentina. Su trabajo ayudó a nuestra Miss a demostrar y comunicar su compromiso con la causa de la diversidad de una manera empoderada. Claramente ante tal traje, varios criticaron que no correspondía a la categoría ya que no era “típico” de nuestra cultura. Pero quieran o no, son los valores que se buscan día a día en nuestro país y quedaron bien representados por nuestra Miss.

Y ya que estamos con los mensajes que se vieron reflejados en esta última edición del certamen, hay uno que en mi lugar como comunicadora de moda no puedo dejar pasar. Y ese mensaje es como no valoramos el diseño nacional, es muy injusto investigar sobre los diseñadores detrás de los trajes usados por Miss Uruguay en esta última edición del certamen y no ver el nombre de ningún diseñador nacional.

Es muy triste y hasta indignante que no se tenga en cuenta a los diseñadores uruguayos para un evento como lo es Miss Universo. Lo que significa para un diseñador en cuanto a logro personal vestir a una Miss, además de la visibilidad y reconocimiento que nos daría a la industria uruguaya. Como lo fue el caso del diseñador detrás del último traje usado por Miss México. Andrea Meza, Miss México y ganadora del certamen, eligió un vestido confeccionado por Ivis Lenin Ayala Pacheco, un diseñador de la Tierra Caliente Mexicana. El diseñador tardó más de un año en confeccionarlo, tiene más de 30mil cristales bordados a mano. El diseñador en su cuenta de Instagram compartió que cumplió uno de sus grandes sueños: ver uno de sus diseños en Miss Universo.

Quiero dejar en claro que esto no es una crítica a las prendas utilizadas o al diseñador. Esto es una invitación a la reflexión y a un futuro cambio para las próximas ediciones y próximos eventos de renombre internacional. En nuestro país hay muchísimos diseñadores extremadamente talentosos, capacitados, que la pelean todos los días, no es un tema actual de pandemia. El diseñador nacional (y latinoamericano) vive en -constante crisis- los recursos son escasos y costosos, capacitarse es caro, producir es un sacrificio, terminan vendiendo a costos bajos sus trabajos y solo algunos llegan a tener sus propios negocios. Pero nada los frena, al contrario estas adversidades los impulsan y los hacen reinventarse constantemente. El diseñador latinoamericano es un fenómeno tan sorprendente y creativo que logra trajes de alta costura dignos de las grandes pasarelas de París con lo poco que se tiene, como se pueda y con lo que se pueda adquirir.

La realidad uruguaya actual en cuanto a moda es de constante crecimiento, cada vez – por suerte - hay más personas interesadas en formarse en esta hermosa industria. Lo mismo ocurre en el resto de Latinoamérica. Es desalentador que no se tenga en cuenta a los diseñadores locales o que ni se los conozca.

Con el creciente interés, poco a poco vamos generando nuestra propia cultura de moda y ojalá a futuro se cuente con oportunidades y el apoyo de los grandes eventos de renombre como lo es Miss Universo para seguir potenciando la industria.